MISIÓN

Deja de existir todo aquello de lo que no se habla. Silenciar sin afrontar deja las heridas sin cerrar. Con una herida mal curada la infección está asegurada. Si no asumes la responsabilidad por tu vida otros terminarán por hacer uso de ella convirtiéndote en un juguete de sus deseos. Aquí apostamos por decir lo que sentimos para sembrar ideas que te permitan sanar aquello que te preocupa.

El conocimiento es solo un rumor hasta que te pones en marcha

El conocimiento es solo un rumor hasta que te pones en marcha

jueves, 2 de agosto de 2018

EGO ismo

Desde aquí invito a los cazadores de tendencias a imaginar de que manera se podría traducir el EGO en forma de fragancia. Culturizarlo que no promover el culto hacia él. Transformar un rechazo frontal que nuestra mente desata con solo escuchar la palabra. Imaginando que eso del YO se pueda parecer al aroma de un vagón de cercanías en agosto a las siete de la tarde. Sufrimiento para las narices finas ante un panorama cuando menos poco agradable.
Provoca miedo suponer que es una extensión más de los tentáculos del éxito. Triunfar no está conectado a ello. Es una falsa creencia extendida por aquellos que conspiran para impedir que otros que no sean ellos mismos prosperen, crezcan, aporten, construyan, colaboren. Estas son solo cinco acciones de las muchas posibles de los que se ponen en marcha. De los que se alejan de consideraciones políticas o circunstanciales. De los que no se quieren identificar con algunas mentalidades que, en lugar de vivir, se dedican a sobrevivir. De esos que no se conforman con fastidiar sus vidas mientras se entretienen jorobando la de los demás. ¿Rencor?... tal vez. ¿Ignorancia?... ¡seguro!
Entretanto intuyo esto me pongo una muestra de ONE MILLION en la muñeca, le doy su tiempo para que se evapore y acerco la nariz para respirarlo profundamente. Bueno… a gustos como las opiniones. Miro el frasco que sujeto en la mano con su forma de lingote dorado de muchos quilates y me percato de su falsedad. Me estoy evaporando yo mismo ante una escena de película de autor. En la derecha oro falso, en mi muñeca izquierda un olor a olor. Cuanta mentira para hacerme creer que el éxito se envasa, se rocía por mi cuerpo y hace que todo salga bien por si mismo. Solo con mecerme como una hoja al viento para que mis deseos se conviertan en mágica realidad que caiga rendida a mis pies. Ni el Cantar de los Cantares resulta tan épico.
Pues mucho me temo que la traducción de las historias de mucha gente se mueve en el guion de este perfume. Donde vamos no es donde creemos ir y mucho menos al lugar al que llegamos. Construir falacias se nos da a todos genial. Por eso cuando las cosas toman forma adquieren una realidad distinta que a más de una o de dos sensibilidades genera monumentales disgustos.
Los baños de realidad se acostumbran a tomar de golpe y sin que nadie medie en procurar agua tibia. Alertan y presentan la realidad con un único fin: la toma de conciencia sin embustes, veleidades o alucinógenos que nos maticen la inclinación del tobogán por el que vamos a bajar.
El acto de tragar saliva no incluye el de tragar sapos. Provoca más dolor el silencio de la injusticia que el reclamo de tu derecho a la defensa. Callar es de los mayores delitos que tu cuerpo puede padecer. Tal vez en apariencia soportable pero que acumula pesares que tarde o temprano terminan por estallar con inusitada violencia.
El EGOísmo no tiene solo que ver con el deseo o el cuidado de lo material. Es más, se repite incansable como una falta de empatía hacia los demás. Es la incompetencia para afrontar que nuestro mensaje no ha de ser en ningún caso absoluto y que relativizar las disputas comienza por cambiar de perspectiva sobre nuestros enunciados para investigar desde las posiciones de los antagonistas.
Debo estar soñando despierto. Generalizar este proceso desharía el conflicto por definición. Anima el hecho de que no sea fácil y que parezca imposible. La combinación de dificultad e imposibilidad es el reto que nos ha permitido alcanzar el éxito de verdad. Ese que no está en la botella de tu perfume. A partir de aquí, cuando no salga bien, lo más sano es marcar las distancias necesarias para que cada cual se ponga dónde y cómo quiera. Esa es la responsabilidad de cada cual mientras deja de ser la tuya. Se llama desprenderse. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar con tu opinión. Nos ayudas muchísimo a mejorar día a día.