MISIÓN

Deja de existir todo aquello de lo que no se habla. Silenciar sin afrontar deja las heridas sin cerrar. Con una herida mal curada la infección está asegurada. Si no asumes la responsabilidad por tu vida otros terminarán por hacer uso de ella convirtiéndote en un juguete de sus deseos. Aquí apostamos por decir lo que sentimos para sembrar ideas que te permitan sanar aquello que te preocupa.

El conocimiento es solo un rumor hasta que te pones en marcha

El conocimiento es solo un rumor hasta que te pones en marcha

jueves, 9 de agosto de 2018

ERROR 404

Establecer un lazo de confianza con esa persona que se pone frente a ti es la condición indispensable para que algo importante suceda. Estamos aquí porque hemos decidido de común acuerdo que existen razones poderosas que justifican el momento y que nuestras expectativas y esperanzas activan la intuición primero para que después sea la razón la que lo pueda explicar. Esa razón serán los resultados que deseamos alcanzar. Con sosiego, paso a paso, construyendo de abajo hacia arriba. La fijación de un buen cimiento para este proyecto común nos dará garantías para alcanzar esa sensación reconfortante de que dar pasos para buscar la felicidad es la única manera inteligente de atraparla.
Para muchos alcanzar este discurso inicial es poco menos que meterse de lleno en la incomodidad. Algo así como presentir el ridículo solo por el hecho de exponernos de alguna manera a algo distinto, inhabitual, que muy pocos abordan. La desconfianza nace con la ignorancia y la falta de asunción de la responsabilidad, del riesgo y la diferencia al resto. La incomodidad es algo pasajero hasta que encuentras tu espacio en ella. La insatisfacción no dispone de espacios para sentirnos cómodos ni ahora, ni nunca. Has de elegir tú. El primer paso es querer saber, es ponerte frente a frente despojado de cualquier atisbo de disfraz que impida saber quién eres. Es riesgo sí. Sin él no se avanza. Ni tan siquiera podrás acercarte levemente a eso que deseas y que puede meterte de lleno en el proceso de completarte poniendo una pieza más en esa construcción que te eleva a mejor.
La tentación a la salvaguarda es pedir permiso a otro distinto que no sea ese que se refleja en el espejo cuando te pones delante. Si las cosas no van dentro de lo previsto es el recurso fácil. Es el antídoto eficaz con el que pretendemos derivar responsabilidades y conseguir razones y causas que van más allá de nosotros mismos. Al principio te puede reconfortar. Un segundo después sentirás que te has puesto una piedra más en esa mochila que llevas a la espalda mientras pretender mantenerte a flote cuando no haces pie en el agua. Es esa hipoteca que sabes que nunca podrás liquidar.
Todo es comenzar en la convicción que podemos caer una y otra vez y que nuestro recurso inicial es la capacidad para levantarnos y leer la forma en la que hemos caído para en la siguiente ocasión ser diestros ya en la forma de caer y expertos en la de levantarnos. Ahora sí, sabiendo que existe una mano el la que apoyarnos para reemprender la marcha.
No dejo de pensar en la lucha que mantenía Winston Churchill con el oleo del estanque de su finca de Chartwell. Convencido que su insatisfacción con el cuadro era una cuestión técnica que se le resistía una y otra vez entre los tonos y la luz hasta que con el tiempo el chasquido de la luz prendió en su mente para darse cuenta de que su problema no residía en el estanque. En nudo estaba centrado en la manera en la que él se relacionaba con los recuerdos escondidos que le motivaba aquel lugar. El Darse cuenta llegó y con él la liberación de sentir que el reflejo no deseado en el agua era el de si mismo. Por fin pudo reconocerse para sanarse reconociendo y cambiando lo que estuvo en disposición de cambiar.
Abordar nuestros errores para avanzar es colocarlos frente a nosotros como herramientas que nos permitan reducir la distancia, acortando el camino entre el momento en el que estamos y en el que queremos estar. Las piezas como escalón, no como columna. Con las primeras progresas, con las segundas solo te lastras en un camino que conduce a un fondo cada vez más profundo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar con tu opinión. Nos ayudas muchísimo a mejorar día a día.